🌳 Estás acostado en el suelo, los pies están relajados, brazos al lado del cuerpo, palmas hacia arriba, cierras los ojos e inhalas y con la exhalación relajas los pies, las manos y la frente. 
Sientes el suelo debajo de ti y como poco a poco de manera muy cuidadosa cede y te lleva hacia abajo y no tienes miedo, te sientes seguro y a salvo.
Atraviesas la tierra, ves minerales y cristales en tu alrededor que centellean en todos los colores, violeta, azúl, verde, rojo, amarillo y blancos tan radiantes que reflejan todos los otros colores como un arcoíris.
Ves bajando más y llegas a una cueva, ahí te pones de pie y vas caminando. Ves a una mujer anciana al lado de un fuego, la conoces de algo pero no recuerdas de donde, parece mucho tiempo que no la has visto.
Te acercas a ella y te sonríe y te dice que es la Madre Tierra, Pachamama, Gaia y que ella te conoce muy bien. Te invita a sentarte al lado del fuego. Ves a chamanes ahí tocando sus tambores, el ritmo es el latido del corazón de la tierra. 
Estás tranquilo y sereno.
🔥 El fuego delante de ti despierta tu atención, tienes ganas de tocar las llamas y sabes que no tienes que tener miedo de quemarte así extiendes la mano con cuidado a sentir el fuego. Es verdad, no quema, es agradable y te entran ganas poner ambas manos y coger las llamas para limpiarte, te limpias los ojos de las cosas que has visto, los oídos de las cosas que has escuchado, te limpias la cara y el cuello, sobacos, brazos, tronco, pelvis, piernas y pies y te sientes más limpio que nunca con una sensación de paz y calma.
Aquí está tu sitio sagrado, la Madre Tierra te cuenta que siempre que necesites limpiarte o sanarte puedes volver y te hace feliz haber encontrado un lugar donde puedes retirarte y sentirte bienvenido y recibir sanación.
Unas chicas indias con cabello negro brillante con plumas blancas y negras y trenzas te invitan a acompañarlas, son alegres y cantan canciones y tiran flores amarillas, rojas, azules y blancas hacia el suelo por donde caminan. 
🌊 Llegais a una orilla de un lago cuyo agua es más claro que cualquier agua que jamás has visto. 
Las indias señalan hacia el agua y ves como se van acercando unas sirenas. Ellas te miran con cautela pero con curiosidad, sus cuerpos son de colores rojos, verdes, azules y amarillos, su cabello largo cubre sus troncos. Tu las aseguras que vienes en paz, respetando sus aguas y su territorio. Aún estás dudando de las cosas que ves y las indias te dicen que aquí todo es posible, no hay limites y animan entrar en el agua. 
Así lo haces. El agua tiene la temperatura que a ti más te gusta. 
Empiezas a nadar y a bucear con las sirenas, sorprendido ves que puedes nadar más rápido que jamás has pensado que puedes bucear con las sirenas y respirar bajo el agua. Claro, ¡aquí todo es posible!
Ves unos delfines nadando hacia vosotros que quieren juntarse a vuestro juego, nadando y buceando por las aguas, divirtiéndose. Todo es tan fácil, puedes oír y comunicarte con todos y disfrutas del agua como toca tu cuerpo, de la risa alegre con las sirenas, de la elegancia e inteligencia y a la vez manera juguetona de los delfines.
Decides extender tus brazos y piernas y ponerte boca arriba. 
☀️ Desde abajo ves la luz del sol y sus rayos entran por el agua y acarician tu piel. En este estado agradable apenas notas como vas subiendo hacia arriba , y subes más y más hasta que has llegado a la superficie del agua y estás flotando.
El agua bajo de ti se vuelve convirtiéndose en tierra firme. 
Notas que has vuelto donde has empezado tu viaje. Casi te da lástima dejar este lugar precioso que has descubierto bajo la tierra. “Puedes volver cuando quieras” te susurra una voz y por un instante ves la cara de las chicas indias con sus plumas en el cabello.
Tienes una sonrisa en la cara, te sientes limpio, aceptado, tranquilo y absorbes esta sensación en cada célula de tu cuerpo.

Empiezas a mover manos y pies y eres consciente de las paredes en tu alrededor, el techo encima de ti, el suelo abajo. Llevas este sitio sagrado que has encontrado en tu interior. Este conocimiento te transmite seguridad y protección y te las vas llevar contigo.

MEDITACIÓN CHAMÁNICA

 

ESCRITA POR MI PARA MI CLASE

​© 2019 Yogamegusta

Denia, Yoga, Terapias, Meditación, Bienestar, Tratamientos, Salud, Access Bars, Theta Healing, SAAMA 2.0, Reiki